Saltar al contenido

Cómo viajar a Auschwitz

Cómo viajar a Auschwitz

Al visitar Polonia no puedes dejar de ir a conocer el campo de concentración Auschwitz, esta estructura sigue de pie después de tantos años como recordatorio de una de las peores masacres de la historia. Miles de personas acuden diariamente al sureste polaco para conocer en profundidad cómo funcionaba este lugar y ver con sus propios ojos sus instalaciones.

Auschwitz se encuentra ubicado en Oswieçim, población que se halla a 70 kilómetros de distancia de Cracovia, por esta razón la mejor forma de llegar a este campo de concentración es partiendo desde dicha ciudad. Si estás próximo a visitar Polonia y te estás preguntando cómo viajar a Auschwitz, te invitamos a descubrir a continuación las mejores opciones de traslado y algunos consejos que serán más que útiles durante el viaje.

Cómo llegar a Auschwitz

Si estás próximo a viajar a Polonia y quieres conocer Auschwitz, te sugerimos que incluyas en tu itinerario a la ciudad de Cracovia que, además de ser una de las más hermosas, es la que más cerca se encuentra del emblemático campo de concentración. Dicho esto, te contamos cuáles son las mejores opciones para llegar a Auschwitz desde Cracovia.

Viajar de Cracovia a Auschwitz en tren

Desde la estación central de trenes de Cracovia puedes tomar un tren con destino a Oświęcim. Sin embargo, el viaje tiene una duración de dos horas y el tren no te deja directamente en Auschwitz, sino que una vez que llegues a Oświęcim deberás caminar durante 20 minutos. Además, todo el trayecto sale en un costo de 14 euros más el gasto de visita guiada. En conclusión, esta no es la opción más económica para llegar a Auschwitz.

Llegar a Auschwitz en coche

Alquilar un coche para trasladarse de Cracovia a Auschwitz es una opción, sin embargo, no es la mejor, al menos que estés haciendo un recorrido en coche por toda Polonia y vas a sacarle provecho al máximo al alquiler. De lo contrario te sugerimos que tengas en cuenta que será más el tiempo que el coche pase estacionado que andando.

Si de igual forma decides llegar a Auschwitz en coche alquilado te comentamos que existe parking en el campo de concentración que cuesta 8 zloty todo el día, lo cual equivale a 1,80 euros, aproximadamente. Ahora bien, teniendo en cuenta que Auschwitz se encuentra a tan solo 70 kilómetros de distancia de Cracovia, te sugerimos que tengas en cuenta las siguientes opciones de traslado.

Llegar a Auschwitz en autobús

A diferencia de los trenes, que salen cada 2 horas, los autobuses que te llevan directamente a Auschwitz salen cada 15 minutos. El viaje en autobús tiene una duración de una hora y media y el bus te deja en la puerta del campo de concentración. El billete tiene un costo de 4 euros y lo puedes pagar directamente al chofer al momento de subir al bus.

Si decides irte a Auschwitz en bus deberás dirigirte a la estación central que está ubicada justo al lado de la estación de trenes Kraków Główny de Cracovia y en la planta superior. La empresa de autobuses se llama Lajkonikbus.pl, deberás tomar el bus con destino a Oświęcim y bajar en la parada Oświęcim Muzeum.

Visita guiada desde Cracovia hasta Auschwitz

Esta es una de las opciones más recomendadas para llegar a Auschwitz desde Cracovia con total comodidad. En esta opción viajarás desde Cracovia a Auschwitz en un moderno autocar que incluye guía en español y otros idiomas durante el trayecto y dentro del campo de concentración. El tour comienza a las 8 de la mañana, lo que te permitirá llegar a Auschwitz temprano y poder recorrer el mismo día las Minas de Sal de Polonia. La excursión dura todo el día y normalmente incluye comida y algunas copas. Existen distintas empresas que realizan este tipo de viajes para turista, Civitatis tours es una de ellas, pero siempre será mejor contratar la visita guiada a Auschwitz Oficial desde la página web del campo de concentración.

Consejos para viajar a Auschwitz

Planifica tu visita a Auschwitz con tiempo

Si ya tienes tu fecha de viaje a Polonia te aconsejamos que no dejes para más tarde la planificación de tu visita a Auschwitz. Independientemente de que viajes en temporada alta o baja, Auschwitz siempre está lleno de turistas y puedes correr el riesgo de quedarte sin entradas.

Reserva tu entrada a Auschwitz

Para acceder al campo de concentración debes reservar tu entrada en la página web oficial de Auschwitz, ya sea que vayas a contratar una guía o decidas ir por tu cuenta. Si no reservas la entrada no podrás entrar al campo. También es importante que sepas que la entrada gratuita no está disponible desde las 10 de la mañana hasta las 15 de la tarde desde el 1 de abril y hasta el 15 de octubre. Dentro de ese horario restringido sólo se puede acceder a Auschwitz con visita guiada, así que si planeas ir por tu cuenta tendrás que estar allí antes de las 10:00 am.

Verifica el clima del día de tu visita

Antes de tu visita te aconsejamos que verifiques el clima y lleves paraguas e impermeables en caso de que vaya a llover. La mayor parte de la visita se realiza al aire libre, así que también será indispensable el uso de protector solar si viajas en pleno verano.

Refresca tus conocimientos

Por más que vayas a Auschwitz con visita guiada, es indispensable que un par de semanas antes de tu viaje refresques la historia de la Segunda Guerra Mundial y sobre todo,  cómo fue el proceso de construcción y evolución de este campo de concentración al pasar de los años. Esto te permitirá entender aún mejor la historia e importancia del lugar tan emblemático que estás visitando . Si no disfrutas mucho leer, puedes ver algunas películas relacionadas con la historia de Auschwitz como El Niño del Pijama de Rayas, El último Tren a Auschwitz, El Diario de Ana Frank, La Vida es Bella y El Hijo de Saúl.

Lleva una merienda

La mayoría de las visitas guiadas incluye almuerzo, sin embargo, es recomendable que te vayas preparado y lleves algo para merendar durante el receso que tendrás en el tour. Dentro de Auschwitz hay kioscos que venden alimentos, pero a veces el campo está tan concurrido que no da tiempo de hacer la cola y comprar la comida durante los 15 minutos de receso.

Importante: ¡no lleves mochila!

Por alguna razón no está permitido la entrada al campo de concentración con mochilas o bolsos grandes y de llevar uno tendrás que dejarlo guardado en una taquilla. Para evitar gastar en un casillero para almacenar tu mochila es mejor que viajes a Auschwitz con un bolso bastante pequeño, de un tamaño menor a una hoja A4.

Ahora que sabes todo lo que necesitas para llegar a Auschwitz, no pierdas más tiempo, terina de planificar tu viaje a Polonia y reserva desde ya tu visita guiada al campo de concentración. ¡Buen viaje!