Saltar al contenido

Cómo viajar a Grenoble Francia

Como viajar a Grenoble

Al sureste de Francia, sumergida en un valle montañoso que sirve de apéndice a los Alpes, se encuentra Grenoble, una ciudad tranquila, pequeña y muy moderna. Por su privilegiada ubicación, Grenoble es el destino elegido por muchas personas para vivir la experiencia de esquiar en algunas de las estaciones más hermosas y económicas de todos los Alpes.

Además de ser un destino para el turismo de aventura, la conocida Capital de los Alpes es el lugar perfecto para desconectar del estrés diario y relajarse en un entorno tan natural que parece irreal. Cada vez son más las personas que al acercarse el invierno se preguntan cómo viajar a Grenoble Francia y qué lugares visitar, si eres uno de ellos has llegado al lugar correcto, porque hemos preparado una guía súper completa sobre todo lo que necesitas saber de esta ciudad. Dicho esto, acompáñanos a descubrir Grenoble, ¡ahora mismo!

Cómo llegar a Grenoble

Este viaje pinta muy bien, ¡y es que llegar a Grenoble es muy fácil! La mejor forma de llegar a Grenoble es en avión. Existen dos aeropuertos cercanos a la ciudad. El primero es el Aeropuerto Saint Etienne, que se encuentra a 45 kilómetros de la ciudad y recibe vuelos de aerolíneas low cost como Ryanair. Si decides llegar a este aeropuerto, una vez allí podrás tomar un bus que te llevará hasta Grenoble.

La segunda opción es el Aeropuerto Lyon Saint-Exupéry, a este punto llegan la mayoría de aerolíneas internacionales como Air France. Si eliges llegar a este aeropuerto, una vez allí podrás coger un bus de la empresa Faure Vercors que te lleva directo a Grenoble por 20 euros.

Cuando hayas llegado a la estación de buses puedes tomar un taxi hasta tu hotel o caminar 15 minutos hasta el centro de la ciudad. También existe la opción de alquilar un coche en el aeropuerto y moverte a tu ritmo hasta Grenoble y desde Grenoble hasta las pistas de esquí. Esta última opción, aunque no es la más económica, siempre será la más cómoda. Sin embargo, te recomendamos que evalúes las ventajas de alquilar un coche en Grenoble, ya que si tu plan es pasear y esquiar, será más el gasto que el provecho. Además, debes tener en cuenta que Grenoble cuenta con un excelente sistema de transporte en tranvía que te conecta con todos los puntos de la ciudad por 1,30 euros el billete.

También se puede llegar a Grenoble en tren, para ello es importante verificar si desde la ciudad europea en la que te encuentras parten trenes hacia este destino. La estación de tren de Grenoble está excelentemente ubicada en el centro de la ciudad. Ahora que sabes cómo llegar Grenoble, vamos a conocer un poco de lo mucho que te espera en esta hermosa ciudad.

Hacer turismo en Grenoble

  • Viaje en Teleférico hasta la Bastille

Disfruta de las vistas más hermosas de Grenoble y la cordillera alpina subiendo en teleférico hasta La Bastille, el fuerte construido en 1591 para proteger la ciudad de posibles ataques de guerra. La Bastille es un lugar ideal para pasear, hacer senderismo, visitar el museo de las Tropas de Montaña y apreciar los Alpes desde las alturas. El teleférico lo puedes coger desde el centro de la ciudad y vale la pena que antes de empezar a subir tengas tu cámara fotográfica preparada pues en serio: ¡las vistas son alucinantes!

  • Museo de Grenoble

Si eres amante del arte debes saber que este museo es considerado uno de los mejores de Europa, pues contiene una de las colecciones de pinturas más importantes de Francia. Allí podrás ver cuadros de Rubens, Picasso, Matisse, Gauguin y Canaletto. Este museo es gratis el primer domingo de cada mes y abre de miércoles a lunes. La entrada por persona es de 8 euros.

  • Notre Dame

No puedes irte de Grenoble sin visitar la Catedral de Notre Dame, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad y toda una obra arquitectónica. En frente de la Catedral encontrarás la Fuente de los Tres Órdenes, que representa a la nobleza, el clero y el pueblo llano. La iglesia está ubicada en la plaza que lleva su mismo nombre, el corazón de la parte antigua de la ciudad y sede también del Palacio del Obispado. Al terminar de visitar Notre Dame, camina hasta la Plaza Saint André, una de las más bellas de Grenoble y perfecta para tomarse una copa y disfrutar del ambiente nocturno típico de la región.

  • Plaza Grenette

Salgamos de lo antiguo y vámonos a la zona cosmopolita y dinámica de la ciudad. En esta plaza encontrarás conexión a varias calles peatonales donde podrás ir de compras, pasear y conocer la magia actual de una ciudad moderna y reinventada.

  • Esquiar en Chamrousse

A tan solo 30 km de Grenoble, en el macizo de Belledonne, se encuentra la pista de estación de Chamrousse, un paraíso para los amantes de los deportes de invierno. Esta estación se hizo muy famosa a partir de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1968 y cuenta con 90 km de pistas de distintos niveles para todos los gustos y destrezas. Además de poder realizar un sinfín de actividades, en Chamrousse podrás disfrutar de paisajes inolvidables, restaurantes, bares y hasta casas de alquiler para hospedaje.

  • Escápate a Lyon

Ya que estás en Grenoble, aprovecha su cercanía con la segunda capital de Francia, después de París, y aventúrate a dar un paseo por Lyon. Puedes llegar hasta allí viajando una hora en tren y visitar las partes más emblemáticas de esta ciudad en tan solo un día.

Universidad de Grenoble

La Universidad de Grenoble es una parada obligada también. Destaca por su belleza y por historia. Dos motivos por la que muchos visitantes no dudan en perderse entre sus muros.

Fue fundada en 1339 y posteriormente fue suspendida en 1793. En 1979 volvió a funcionar como universidad y en 1970 se dividió en distintas instituciones educativas. En 11 de septiembre de 2015 se decreta la fusión de todas las sedes y nace la Universidad de Grenoble Alpes.

En la actualidad es uno de los grandes centros educativos de Francia y ofrece actividades culturales en su campus como conciertos, conferencias y teatro. Un lugar mágico tanto para estudiantes como para el resto de habitantes. Por supuesto, parada ineludible si estás de visita en la zona. Te garantizamos que vale la pena.

Ahora que conoces todos los lugares que no te puedes perder en Grenoble, ¡empieza a planificar tu aventura!