Saltar al contenido

Cómo viajar a los Balcanes

Cómo viajar a los Balcanes

Cuando hablamos de la península balcánica o de los Balcanes estamos haciendo referencia a una zona geográfica concreta en el sureste de Europa. Si quieres saber cómo viajar a los Balcanes primero tendrás que saber qué países la comprenden para elegir aquellos por los que te quieres mover. Por lo tanto, toma nota porque esta región está formada por países completos pero también por pequeños pedazos de otros.

Entre los países que forman parte de la península balcánica en su totalidad están: Albania, Bosnia Herzegovina, Bulgaria, Grecia, Kosovo, Macedonia, Montenegro y Serbia. Y entre aquellos que solo la conforman en parte hay que mencionar la parte sur de Eslovenia; una región italiana; parte de Dobruja en Rumanía así como una zona de Croacia y la región europea de Estambul en Turquía.

El nombre de los Balcanes proviene de la cadena montañosa de mismo nombre que pasa entre Bulgaria y Serbia. La superficie de esta península es de más de 500.000 km2, una amplia extensión difícil de visitar en solo un viaje.

Cómo llegar a los Balcanes

Lo primero que tenemos que hacer a la hora de organizar el viaje por los Balcanes es determinar los países que queremos recorrer. A no ser que se cuente con mucho tiempo es prácticamente imposible ver todos los atractivos turísticos de esta zona en solo un recorrido. Así que es mejor focalizarse en solo unos países y dejar el resto para otra ocasión.

En avión

La manera más habitual para entrar en los Balcanes es volando hasta Dubrovnik (Croacia). Sin embargo no hay muchas compañías aéreas low cost que hagan el trayecto por lo que el viaje puede salir un poco caro. Una opción más barata es volando a Tirana (Albania) y empezar el recorrido desde ahí.

Si no encuentras ninguna oferta, lo mejor es viajar con alguna compañía low cost a algunos de los países de alrededor. Por ejemplo, puedes volar a Venecia y desde allí tomar el autobús.

En ferry

¿Quieres llevar tu furgoneta o autocaravana? Puedes llegar a la península de los Balcanes en ferry. Desde Barcelona hay compañías como Grimaldi que hacen el trayecto hasta Livorno. Una vez allí, debes desplazarte hasta la frontera con Eslovenia para empezar tu recorrido.

A pesar del coste que supone esta opción, se puede llegar a ahorrar una buena cantidad de dinero teniendo en cuenta que nos ahorraremos el hotel o albergue. Como siempre, para que el trayecto en ferry sea más barato, evita reservar con poco tiempo de antelación. Así obtendrás una mejor oferta.

Qué ver en los Balcanes

Viajar por los Balcanes es hacerlo por los recuerdos de uno de los capítulos más negros de la historia reciente europea. La guerra de los Balcanes tras la desintegración de la antigua Yugoslavia empezó en 1991 y duró hasta el 2001. Diez años de guerra que marcaron el carácter de su pueblo, la disposición de sus ciudades y su integración en Europa. Los Balcanes han sufrido mucho y eso se nota. Durante el recorrido por estos países, las menciones a la guerra son inevitables. Es importante que te informes antes de viajar allí para entender mejor qué fue lo que pasó y así comprender su estado actual.

Una vez en la península balcánica, son muchas las ciudades en las que podrás parar y descubrir parte de su historia. Vamos a destacar algunos de los lugares que no te puedes perder durante tu viaje.

Dubrovny (Croacia)

Dubrovny es una joya amurallada que no deja indiferente a ningún viajero. En los últimos años se ha vuelto muy turística por lo que es difícil pasear relajado por sus calles, especialmente en temporada alta, pero es un destino imperdible.

Sus murallas nos trasladan a una época medieval sin paragón. Esta ciudad está llena de rincones con encantos, de playas paradisiacas y de historia…mucha historia. Porque recorrer sus calles es recorrer algunos de los puntos más golpeados por su guerra reciente.

Kotor (Montenegro)

Kotor Montenegro

Pasear por Kotor es hacerlo por una pequeña Dubrovny, con sus turistas incluidos. Aún así vale la pena visitarla porque es una zona especialmente bonita.

Si te encuentras con ganas, no dudes en subir los escalones que te llevarán a lo alto de la fortaleza de San Juan. Desde allí conseguirás las mejores vistas de la bahía.

Y ya que estás en Kotor, no dejes pasar la oportunidad de visitar una pequeño pueblecito que está a tan solo diez kilómetros. Su nombre es Perast y allí podrás respirar paz y tranquilidad mientras paseas por sus calles.

Ohrid (Macedonia)

Ohrid

Declarada Patrimonio de la Humanidad, Ohrid es la ciudad más bonita de Macedonia. El color cristalino de las aguas de su lago te dejarán con la boca abierta.

La ciudad cuenta con iglesias, monasterios y un castillo medieval en lo alto de su colina. Se trata, sin duda, de una parada obligatoria en tu viaje por los Balcanes.

Plitvice (Croacia)

Plitvice

Si te quieres alejar de las ciudades no puedes perderte los impresionantes Lagos de Plitvice en Croacia. Un parque natural declarado Patrimonio de la Humanidad y que destaca por su belleza y singularidad.

Este parque natural es uno de los más llamativos de Croacia. Está formado por 16 lagos a diferentes niveles con cascadas que unen unos con otros. Si te gusta la naturaleza, el senderimo y las caminatas por el monte, reserva un día para hacer las rutas que componen este monumento natural. Seguro que lo disfrutarás.

Mostar (Bosnia y Herzegovina)

Mostar

En Mostar encontrarás el emblema de la guerra. Su viejo puente se ha convertido en el símbolo del enfrentamiento. El motivo es porque los bombardeos acabaron con él pero con el esfuerzo del pueblo, se volvió a poner en pie, piedra por piedra.

Se trata de una magnífica excursión para pasar la mitad del día, dejando la otra mitad para visitar los alrededores. Una lección de historia en estado puro. ¡No te la pierdas!

Tirana (Albania)

Tirana

Tirana es otra de esas paradas por la historia que no deberías dejar pasar en tu recorrido por los Balcanes. Se trata de una ciudad diferente. Muchos asegurtan que es fea pero en realidad está llena de encanto.

La capital de Albania es una ciudad singular marcada por el caos en sus calles. Sus infraestructuras son precarias, igual que los servicios que ofrece la ciudad. Sin embargo, está llena de vida y en los últimos años se ha modernizado mucho. Vale la pena visitarla para ver los contrastes de uno de los países más pobres de Europa.

Lago Skadar (Montenegro)

Lago Skadar

Los amantes de la naturaleza tienen otra parada obligatoria en su recorrido por los Balcanes. El Lago Skadar es el más grande de la zona y su belleza cautiva a sus visitantes. Si te gustan los deportes de agua, no pierdas la oportunidad de hacer alguno de los que te ofrece este lago. Kayak, canoa o submarinismo son solo algunos de ellos.

¿Qué necesito saber antes de ir a los Balcanes?

La moneda

Solo Eslovenia y Montenegro tienen el euro como moneda nacional. El resto de países continúa con su propia divisa por lo que tendrás que cambiar dinero antes de ir.

– Croacia: Kunas

– Bosnia: Marco bosnioherzegovino

– Serbia: Dinar Serbio

– Albania: Leker

– Macedonia: Denar macedonio

Revisa el cambio de cada moneda antes de ir ya que puede variar.

Mejor época para viajar. El clima en los Balcanes

Mayo y septiembre son los mejores meses para ir porque así evitas la aglomeración del verano. Algunas zonas son muy turísticas por lo que es importante evitar las épocas de mayor afluencia.

Además, esos meses el clima es más suave, evitando las fuertes lluvias o los picos de calor.

Pasaporte y visados

Si eres miembro de la Unión Europea no es necesario visado para viajar por estos países. De hecho, en muchos de ellos no hace falta ni llevar el pasaporte ya que es suficiente con el DNI. Sin embargo es recomendable llevarlo para evitar problemas. Recuerda que tenga una vigencia de 6 meses.

Ahora que ya sabes cómo viajar a los Balcanes, no lo dudes más y ¡empieza a organizar tu aventura!