Saltar al contenido

Cómo viajar a Madeira

como viajar a Madeira

Madeira es conocida como la perla de Portugal y sus paisajes justifican el porqué. Esta isla forma parte de un archipiélago compuesto por cuatro islas, de las cuales solo dos están habitadas. Por su ubicación en el Atlántico, Madeira está muy cerca de las Islas Canarias, más cerca del continente africano que de Europa y a solo una hora y 30 minutos en avión desde Lisboa. Junto con Las Azores, conforman uno de los archipiélagos del país vecino. Si te preguntas cómo viajar a Madeira debes saber que lo más común es hacerlo en avión, pues esta isla es tan popular que está muy bien conectada con Europa y Sudamérica por vía aérea.

Madeira ha sido la inspiración de muchos fotógrafos y pintores e incluso ha acogido a políticos de la talla de Winston Churchill o Napoleón Bonaparte. Sus calles pintorescas, sus acantilados y sus calas rocosas hacen de este destino un lugar inolvidable. Eso sí, debes saber que el mejor encanto que tiene Madeira es su gente amable, chistosa, gentil y muy colaboradora, así es el portugués que da magia a la isla. Para preparar tu viaje con éxito no tienes que hacer más que seguir nuestras recomendaciones, haz las maletas y descubre con nosotros cómo viajar a Madeira.

Cómo llegar a Madeira

La mejor forma de llegar a Madeira es en avión. La isla cuenta con dos aeropuertos y el Aeropuerto de Funchal es el principal y el que recibe la mayor cantidad de vuelos y conexiones. Un dato curioso de este aeropuerto  es que recientemente cambiaron su nombre a Aeropuerto Internacional Cristiano Ronaldo, como homenaje al famoso futbolista portugués.

Distintas empresas aéreas ofrecen vuelos directos a Madeira desde cualquier ciudad de Europa y Sudamérica, pero si quieres ahorrarte unos euros puedes optar por un vuelo low cost hasta Lisboa y allí tomar una conexión hasta el archipiélago.

Una vez que llegues a Madeira te sugerimos que tengas muy en cuenta esta recomendación: alquilar un coche es la forma más sencilla de moverte dentro de la isla. Hay quienes desconocen que las calles de Madeira son cuestas muy empinadas que dificultan la movilidad a pie dentro de algunas zonas de la isla. También puedes moverte en taxi, pero es mucho más caro. Un coche es mejor opción.

Cómo desplazarse entre islas en Madeira

Estando en Madeira tienes la oportunidad de desplazarte a otras islas del archipiélago, sobre todo si tu plan es conocer playas de arena, ya que la mayoría de las pequeñas calas de Madeira son rocosas, de hecho, Madeira no es destino playero, pero sus alrededores sí.

Si deseas trasladarte a la isla vecina de Porto Santo puedes hacerlo en ferry o en avión, la distancia es muy corta así que te sugerimos la primera opción para que disfrutes del paisaje marino. Porto Santo es la playa de Madeira, la isla vecina que tiene todo lo plano que le falta a la perla del archipiélago. Kilómetros de arena blanca, aguas cristalinas y unas vistas hermosas te esperan en este pedazo de Portugal al que deberías dedicarle, por lo menos, dos días de tu viaje. El traslado de Madeira a Porto Santo dura dos horas y 30 minutos y tiene un coste de 40 euros ida y vuelta por pasajero.

que ver en Madeira como llegar a Madeira

Cuándo viajar. El tiempo en Madeira

Gracias a su ubicación geográfica el archipiélago de Madeira goza de un clima suave y privilegiado durante todo el año, conocido como clima oceánico subtropical. Gracias a esto la temperatura del mar suele ser entre 17 y 25 grados centígrados durante los 365 días del año.

Debido a su clima, invierno suave y verano cálido, Madeira es perfecta para disfrutarla en cualquier época del año. ¿Llueve en Madeira? Sí, pero durante poco tiempo y mayormente en las noches, por lo general los días son soleados en toda la isla.

La mayoría de las personas prefiere visitar Madeira en verano debido a que en esta fecha tienen vacaciones disponibles y el agua del mar presenta temperaturas más cálidas. Así que si tu idea es conocer el archipiélago y tomarte unos días para relajarte en las playas de Porto Santo, te aconsejamos que viajes entre julio y septiembre. En cambio, si tu prioridad es conocer la isla, su cultura, paisajes, historia y hacer un buen tour gastronómico, entonces te aconsejamos que planifiques tu viaje a finales de septiembre, cuando ha comenzado el final de la temporada alta.

Un dato sobre esta isla: en abril y mayo, meses de primavera, toda Madeira se llena de colores debido a que florecen las más hermosas y excéntricas flores.  Durante esta estación del año tiene lugar en Madeira el festival Fiesta de la Flor que se festeja dos semanas después de Pascua e invade todas las calles de la isla con hermosos decorados florales que brindan un encanto aún más inolvidable a la perla del archipiélago.

Dónde alojarse

Al momento de elegir un hotel en Madeira encontrarás muchas opciones que se adaptan a cualquier presupuesto, pero lo más importante es que tengas en cuenta qué quieres hacer y cuántos días te vas a quedar en la isla.

A diferencia de otros destinos como Las Azores, Madeira es una isla muy grande que requiere que estés bien ubicado para conocerla, sobre todo si has decidido no alquilar coche.

Lo más recomendable es que te hospedes en Funchal, que es la capital y está muy bien ubicada con respecto al resto de la isla. Además, hospedandote en Funchal estarás muy cerca de bares y restaurantes a los que podrás ir caminando de noche mientras disfrutas del ambiente nocturno del centro de la ciudad.

Imprescindibles de las islas. Qué ver en Madeira

En Madeira hay tanto que ver que hemos preparado para ti una lista de los imprescindibles que no puedes dejar de visitar, toma nota y planifica:

  1. Las cuevas de São Vicent: estas cuevas, además de ser una obra hermosa de la naturaleza, son la prueba del origen volcánico de la isla de Madeira. Debido a que visitar esta zona es parada obligada, existen muchos tours con guías didácticas que cuentan el origen de estas formaciones rocosas e historia sobre superficies y lagos que se van observando a lo largo del camino. El paseo es perfecto para hacerlo con toda la familia y antes o después de visitar las cuevas puedes hacer una parada en el centro de interpretación, allí podrás ampliar aún más la historia volcánica de Madeira.
  2. Tour a pie por Funchal: andando es la mejor forma de conocer un destino. Si eres de los que disfruta caminar, te sugerimos este tour a pie por el centro de Funchal que tiene una duración total de dos horas y un coste de 11,86 euros por persona. El paseo guiado te permitirá conocer la historia de Madeira en tu idioma y disfrutar del corazón medieval de la isla. Un plan sin desperdicios.
  3. Valle de las Monjas, Montes y tobogán: también desde Funchal podrás tomar un tour a conocer estos sectores de la isla de Madeira. Este plan te invita a sumergirte durante cuatro horas en montañas circundantes, apreciar las vistas desde el mejor mirador de Madeira, comer platos tradicionales de la isla y bajar en tobogán, sí, como lo lees, una aventura inolvidable. Este tour tiene un precio de 41,51 euros por persona.